CATEDRAL PRIMADA DE AMERICA

CIUDAD COLONIAL

Antes de Cristóbal Colón llegar a la isla, el 12 de octubre de 1492, ésta  se encontraba poblada por los Taínos que la llamaban Quisqueya (madre de todas las tierras) y Haití (tierra de altas montañas), las que el navegante Genovés llamó Española, incluyendo la parte que hoy ocupa la República de Haití.


En ese momento, el territorio estaba dividido en cinco cacicazgos: Marién, Maguá, Maguana, Jaragua e Higüey. Estos eran gobernados por los caciques Guacanagarix, Guarionex, Caonabo, Bohechío y Cayacoa, respectivamente.


El primer asentamiento de españoles se remonta a 1493, aunque Santo Domingo fue fundada oficialmente el 4 de agosto de 1496 por el hermano de Cristóbal, Bartolomé Colón con el nombre de Nueva Isabela, en honor a la reina de España Isabel I.  


Más tarde pasó a llamarse "Santo Domingo", en honor al patrono de Doménico Colombo, padre de Cristóbal Colón. Desde entonces la ciudad de Santo Domingo llegó a ser conocida como la "puerta de entrada al nuevo mundo, y/o primada de América”.


Para la época, estaba limitaba al Norte y al Oeste por unas grandes Murallas de defensa y en sus extremos Sur y Este por el Mar Caribe y el Río Ozama.


En 1502, Santo Domingo fue destruida por un huracán y el nuevo gobernador, Nicolás de Ovando, reconstruyó la ciudad en un sitio cercano.


El diseño original de la ciudad y una gran parte de sus murallas defensivas, todavía se aprecia hoy día en la Ciudad o Zona Colonial, declarada en 1990 Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

LA CALLE DEL CONDE

La Ciudad Colonial (comúnmente llamada Zona Colonial) es el nombre con que se conoce a la parte más antigua de la ciudad Santo Domingo, capital de la República Dominicana y que fue la primera ciudad fundada por europeos en América. El nombre se debe a que esta parte de la ciudad fue fundada por los colonizadores españoles.


Esta área de Santo Domingo cuenta con edificios coloniales y calles con vetustos adoquines de gran atractivo turístico, como son el Alcázar de Colón (que perteneció a Diego Colón, hijo de Cristóbal Colón), el Museo de las Casas Reales o la catedral primada de América. Debido a eso hay hoteles nacionales (como el Hotel Conde de Peñalba) e internacionales (como el sofitel Nicolás de Ovando en la casa de Nicolás de Ovando). La mayoría de los hoteles están en la Calle El Conde y Calle Las damas.


El 8 de diciembre de 1990 esta zona fue declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio de la Humanidad, bajo el nombre de Ciudad colonial de Santo Domingo, abarcando un área de 93 ha. Hoy en día es uno de los lugares turísticos más importantes de Santo Domingo y uno de los más visitados por los turistas y extranjeros, en la República Dominicana y en todo el Caribe.

LA CALLE DE LAS DAMAS

La Plaza Mayor, hoy llamada Parque Colón era el parque central de la época donde se unían los poderes políticos, religiosos, militares, municipales y económicos. La ciudad de inmediato se expandió en todas las direcciones, por lo que fue necesario construir nuevas calles y nuevas viviendas.

 

La Calle Las damas, fue una de esas calles en ser construidas, siendo ésta la primera del Nuevo Mundo. Esta calle empieza donde se formaba una unión entre la Fortaleza de Santo Domingo, (que actualmente es llamada Fortaleza Ozama), casas residenciales, la Torre del Homenaje, etc. La torre del Homenaje fue construida en la parte sur-este de la ciudad donde convergen el río Ozama y el Mar Caribe.

 

Más calles fueron construidas perpendicularmente a la calle Las Damas. En 1507, la ciudad recibió el estatuto real de ser la primera ciudad europea en el Nuevo Mundo, por órdenes generales de la Corona Española. Con este mandato se recibe también el privilegio de un escudo de armas, el cual era representado por dos leones dorados que tienen en lo alto una corona de oro, la cual representaba la Corona Española, y separados por una llave azul.